jueves, 14 de mayo de 2015

Can can el canguro.

Otro cuentito mas que sus traigo para vuestro asaz deleite. Gracias a el podreis encontrar divertidos los dolores estomacales y cantar: Que me duele, que me duele la barriga ¡uy!...


2 comentarios:

MaeSe_RoB dijo...

Lo mejor sin duda es el efecto sorpresa de la moraleja en cuestión. Parece que te van a decir una y por sorpresa es otra inesperada que no viene a cuento y que no spoileare por si acaso jajaja.

Yulifero Marmol dijo...

Cuentitos poco correctos, de estos ya no se hacen :P

Y como el de la gallina Marcelina, no los estoy poniendo solo por lo graciosos que son, es que además yo de crio los tenia en singles de 45 revoluciones y me partía de risa. Son parte de mi niñez :)